Análisis del Debate Trump vs Biden: ¿Ya has comprado Bitcoin?

El primer encuentro entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos ha dejado a varios preocupados.


Ver el primer debate electoral entre Donald Trump y Joe Biden resultó ser más doloroso que un dolor de muela. El espectáculo fue realmente bochornoso. En cuestión de segundos, todo se convirtió en un verdadero caos. ¡Patético! Vimos a un Trump más violento y grosero que nunca y a un Biden mucho más presidencial, pero perdiendo la paciencia en varias oportunidades. El moderador, por supuesto, hizo lo que puedo. Pero, obviamente, no fue suficiente. El asunto se volvió feo y personal. “Payaso”, “mentiroso”, “¿Por qué no te callas, hombre?”. “No hay nada listo en ti, Joe”. 


Trump interrumpió a Biden más de 73 veces. Y los temas pasaron a segundo plano. Los ataques personales marcaron la pauta de la noche. Según varias fuentes, Joe Biden ganó el debate. Es decir, varios medios realizaron encuestas y al parecer Biden salió favorecido. El día del debate, Biden estaba por encima de Trump en las encuestas y ahora después del debate la ventaja parece ser mayor. De hecho, los mercados de predicción amanecieron hoy aventajado a Biden sobre Trump. Sin embargo, casi todos coinciden que aquí el gran perdedor es los Estados Unidos.


Este debate fue algo triste para la democracia estadounidense. Definitivamente, el peor debate presidencial de su historia. 


Durante las dos horas del debate, frases como “¿Cómo mudarse a Canadá?”, “¿Cómo mudarse a Nueva Zelandia?”, “¿Cómo mudarse a Irlanda?” se convirtieron en tendencias en Google. Es perfectamente comprensible que la gente sienta una frustración increíble con lo que está pasando en los Estados Unidos. Como venezolano, he visto espectáculos así en mi país. Pero nunca pensé que los vería en los Estados Unidos. Nos tocará irnos a Marte, porque todo parece indicar que el tercermundismo ahora es global. 


¿Ya has comprado Bitcoin? Naturalmente, todos nos cuestionamos la fortaleza de un sistema que parece estar desplomándose. ¿Debemos comprar oro? ¿Debemos comprar Bitcoin? ¿Es sabio confiar en el dólar en estos momentos? 


Desde el comienzo esta ha sido una campaña negativa y el debate no fue diferente. Por “negativa” me refiero a la polarización. Hay dos bandos. Los antiderecha y los antiizquierda. Ganar no es la prioridad. Lo importante es que el otro pierda.  El factor unificador de cada bando es el odio al otro. Muchos votantes de Trump no apoyan muchas de las cosas que Trump hace o dice, pero van a votar por él porque no quieren que gane la izquierda. Por otro lado, los seguidores de Joe Biden no están con él por su carisma. Van a votar por él, porque quiere salir de Trump. 


Durante el debate se habló del manejo de pandemia, la economía, el sistema de salud, los impuestos, el cambio climático, el racismo, la ley y el orden, y el fraude electoral. Todos esos temas se abordaron muy superficialmente. De las reacciones del día después, lo que más destacó fue cuando Trump se negó a condenar al supremacismo blanco y las milicias. “Proud Boys- stand back and stand by” para luego comentar que la violencia viene de los grupos de extrema izquierda como Antifa. 


Proud Boys es un grupo de ultraderecha, fundado en 2016, por el activista Gavin McInnes. Los Proud Boys se oponen radicalmente a la inmigración. Es una organización compuesta exclusivamente por hombres blancos. En su plataforma, promueven al empresario, el cierre de fronteras, el libertarianismo, el derecho a usar armas, el fin de los programas sociales (welfare), y un rol tradicional para la mujer. En las calles, son particularmente conocidos por sus encuentros violentos con activistas de izquierda. 


Antifa es una abreviación de antifacismo. Es un término paragua que engloba a grupos de extrema izquierda como anarquistas, comunistas, y algunos socialdemócratas. No es una organización como tal. Sin embargo, el nombre ha sido usado por muchos grupos asociados con las protestas organizadas por el movimiento Black Lives Matter. 


Desde el punto de vista financiero, lo más preocupante del debate gira en torno al tema del fraude electoral. Los comentarios de Trump sobre la transición nos presenta un mar de incertidumbres. O sea, es posible que Trump no acepte los resultados de las elecciones. Desde ya, está hablando de que pueden pasar meses antes de obtener algo definitivo. Ese escenario sería fatal para los mercados, porque serían semanas de tensión e incertidumbre. 


Es posible que simplemente este infundiendo miedo para desalentar el voto y de este modo obtener cierta ventaja. Me gustaría pensar que las instituciones democráticas en los Estados Unidos aún son lo suficientemente fuertes como para garantizar una transición pacífica. Asumo que el peligro es menor si la ventaja del candidato ganador es amplia. Por otro lado, si la diferencia es estrecha, la cosa sí se puede poner color de hormiga. Sobre todo, ahora que los republicanos controlan el Tribunal Supremo. 


Una crisis institucional en Estados Unidos significaría gran volatilidad para los mercados. En el peor caso, significaría caídas en todos los mercados. Todo depende del desarrollo de los eventos. No es lo mismo una semana de incertidumbre que tres meses de incertidumbre. En esta oportunidad, no seríamos tan afortunados como en la elección Bush-Gore. En este caso, podríamos tener enfrentamientos violentos en las calles. 


Los mercados estarían perdidos, porque la crisis política podría posponer la aprobación de nuevos estímulos. Todo quedaría en un limbo y el pánico es una posibilidad.  


En lo personal, dudo mucho que el precio de Bitcoin se favorezca por una crisis política en Estados Unidos. En mi opinión, la correlación con el S&P 500 se mantendría durante este (posible) periodo de incertidumbre. Esto, obviamente, entra en conflicto con la retórica antisistema de la comunidad cripto, pero me temo que se corresponde al comportamiento histórico de Bitcoin. Es decir, si el banco se hunde, nosotros seguramente nos hundiríamos con el barco. 


La idea de Bitcoin como “refugio seguro” es, por los momentos, tan solo una aspiración.


¿Recuerdan el pasado marzo? Me temo que, en una eventual crisis, el dólar y los bonos del Tesoro serían, una vez más, los activos escogidos por los inversores que entren en pánico. Nos guste o no, esos serían los “refugios seguros”. Mientras tanto, todo indica que Bitcoin seguirá el S&P 500. No es lo que la gente quiere escuchar, pero ahí están los datos del 2020 a las vistas de todos como evidencia. 


Ahora bien, lo que estamos planteando aquí es solo una posibilidad. Esperamos que la elección transcurra sin problemas y que la transacción sea rápida y pacífica. De todos modos, si este no es el caso, debemos recordar que esto también pasará. Y todos estos peligros son eventos en el corto plazo. Debemos recordar que invertir es un maratón. La fortuna favorece a los pacientes. 


Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/analysis-of-the-trump-vs-biden-debate-have-you-bought-bitcoin-yet



4 visualizaciones0 comentarios